¡Cuándo los Vecindarios PROSPERAN, los Niños PROSPERAN!

El vecindario de Kendall-Whittier fue seleccionado porque representaba una comunidad que había trabajado arduamente, durante un tiempo prolongado, y que estaría dispuesta a una nueva forma de abordar los problemas complejos. Era una comunidad que estaba acostumbrada a estar al frente de la innovación y estaba dispuestas a hacer “lo que fuera”.

Pero mucho más allá de la parte estratégica de Growing Together, una comunidad de ingresos mixtos es crítica para que se obtenga un éxito duradero. Por ello, estar cerca del centro citadino, así como de otros vecindarios bien establecidos, era clave para tener una oportunidad de atraer nueva inversión privada.